1 mar. 2010

comienza la caza: la primavera

Hola (corto saludo el mío). Espero varias faltas de ortografía, por el tiempo que llevo sin aparecer por aquí.

Pues bueno, tras barro y barro, agua vertical, agua horizontal con viento, nubes de plomo, y arenas movidas por toda la costa, recomienza "esto".

La cadena de temporales que han discurrido gloriosos por la costa suroccidental, han dejado a la vista de todo: grandes masas de arena desaparecieron,  aireando restos ocultos de algunas ánforas (los búcaros que los romanos usaron para manejar el garum) que no se podían ver dormidas bajo las arenas, pero sí intuir; la malla de regatos (llamados canutos) de estas sierras, ha reaparecido húmeda, com sus saltos, cascadas, flora, y el interminable sonido de los anfibios por la noche. Las flores aparecen en primicia ya, en muchos campos, y comienzan a verse los primeros flujos de aves que regresan a la vieja Europa, los milanos, algunos halcones, buitres. También han caído otros en tierra, víctimas del anzuelo, del agotamiento, o de los años que a todo el mundo tocan.
De cualquier modo, llega ya la primavera. Y los primeros rifirrafes entre cazadores y cazados saltan a la vista.  Hoy, en el tejado de mi casita, se encontraban camuflados esperándose los unos a los otros, dos grillos, un gecko, y una culebra bastarda. La situación era graciosa para mí, pero no olvidemos que peligrosa para dos de estos compañeros de viaje. Cuando he intervenido (con un palito le hice unas cosquillas a la culebra) todos se movieron molestos por el nuevo inquilino presente, el más peligroso: yo. Es una belleza  el entender y tener en cuenta la cadena de personajes que componen nuestro mundo. El lugar donde vivo, con los años y un buen aporte de cabeza y sentido común, se convertiría (si no se permite su desaparición) en un recurso atractivo de mucho peso.

Otro día contaré algunas venturas y desventuras, que me parece que he cogido velocidad.

(Pese a las dificultades que me está presentando esta plantilla de blog, podéis pinchar en las fotos, se ampliarán: así pueden verse mejor). Y de regalo, una canción, vieja, que sonaba preciosa ayer por la noche, con una preciosa puesta de Sol: esta.




Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email