20 mar. 2010

cosas que serán habituales

Cuando entré en casa hoy, estuve a muy poco de ponerme a escribir sobre la luna que teníamos en estas tierras esta noche. Se insinuaba tras las brumas de noche. Seductora. Pero me he desviado. El correo de ayer me ha picado enormemente, y como ya estoy en vena de no parar de hacer lo que me apetece, pues hala, a ello vamos.

Cuando tenemos que reponer el frigorífico, tan tranquilos compramos todo, dispuesto en las estanterías, reluciente, con magníficos sabores que se intuyen, que no imaginamos en absoluto que en pocos años nos habituaremos a ver la realidad de ese mundo irreal, el de los hipermercados. Como nos acostumbramos a los derechos, a la ley, a todo lo bueno, a todo lo que nos tranquiliza. 

Los campos de cultivos son los culpables del post. (leer más)
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email