27 abr. 2010

sueños imposibles



Hoy he venido de Benalup-Casa Viejas, un pueblo blanco muy familiar, y ya grande, a muy pocos días (¡unos cinco!) de comenzar por fin lo que me proponía: muy lentamente. Pero eso sí, sin desviarme de mi propósito más profundo. Y con eso me basta para estar ya más batallador. Con dificultades lógicas, previsibles, las corrientes hoy en día:son nada comparadas con las de muchos, aquí.

Y al dirigirme de nuevo a la costa, he pasado por una llanura que en tiempos no tan lejanos como dicen los cuentos (solo hace cuarenta años), era un humedal de superficie considerable, situación inmejorable (para quienes llegan al punto de paso entre continentes, volando) y población más que importante. Se consideró una zona de "riesgo sanitario", se desecó, y se extendió sobre ella una alfombra de cultivos, que han pasado por las dificultades de suelos salinos y azufrosos. Cuando pasaba viéndola, pensaba en el valor que podría tener en un futuro para las generaciones que se sientan hoy tras los pupitres, ajenos e ignorantes a ello.

Mientras en Europa carecen de riqueza en diversidad, aquí la hemos tenido y la tenemos ¡aún!, pero ni la vemos ni la entendemos. A más del valor que tiene difícil medida objetiva (el placer de mantener vivas superficies con vida como esta), está el valor que adquirirán pocos sitios en el Mundo por su riqueza en diversidad, y que poseerán un valor aún mayor (siempre el valor) por su atractivo. Me siento un iluso, un loco en una estepa, hablando una lengua muerta, un bobo entre poblaciones en las que a veces el escombro no molesta.

Puestos a contar cuentos, sería un bello cuento que los hijos de los actuales andaluces consiguieran les devolviesen estas marmitas en el arco iris, pero luchando ellos por ellas. ¿Sucederá? Vamos camino de pasar puertas, y pelear con manos todavía limpias.

(España camisa blanca de mi esperanza: Blas de Otero)

24 abr. 2010

los pájaros están enloquecidos

Llevamos dos días en los que el amor está salpicando todos los rincones. Los pájaros, estos días pierden su discreción, su prudencia. Entre chillos, cantos, pavoneos y vuelos rasantes, no hay quien les evite la mirada. ¿Qué haríamos sin ellos? Yo me sentiría perdido. Lo reconozco. No tiene nada de razonable el sentimiento, es visceral y profundo. Y así lo quiero.


21 abr. 2010

los docentes, los adultos y los padres

Hoy he leido la reflexión de una persona en torno a su trabajo, a la educación. Con anterioridad he oído parecidos, similares, y muy próximos comentarios y reflexiones de otras personas docentes. Puedo recordar los de otras más lejanas en el tiempo. Incluso la opinión de filósofos (poco referentes en nuestro país, donde solo se hace caso franco a quien tuvo -no tendrá, tuvo- éxito económico, cual es el caso, en mi opinión muy merecido por cierto, de A. Pérez Reverte). 

Todas están encontrándose en igual situación. La desesperación, la tristeza por encontrarse rodeados de dificultades sin sentido desde capas superiores de la jerarquía, por obligaciones apabullantes sin efectividad, rodeados a su lado de alumnos sin formación mental, sin esqueleto educativo consistente. Pero no pierde ninguno de ellos, casualidad, el interés por ello, por los alumnos, por educar, por enseñar, por abrir los sentidos y la mente. 

Si esto ocurriese también en los adultos, fácil reflejo tendría en los más jóvenes. Tarde pero llegará, llegará el momento en que se reconozca, se lea en un espejo y en los resultados, cuando estos lleguen al corazón de cada familia, que no se puede educar ni enseñar cuando ya los adultos han enseñado: cuando han enseñado, han llenado el corazón de sus hijos con su ejemplo: y como el español no gusta mucho de autocriticarse, de mirar sus propios errores, como le cuesta abandonar el hábito de encontrar los errores fuera, todavía falta tiempo para que esto ocurra. Por eso no podrán todavía enseñar los docentes a los alumnos, porque los padres están dejando clara la idea de que "no hay que ser tonto, hay que ser listo, hay que ir a lo que importa (que importa también, cierto es), el dinero. Sólo el dinero. Las vacaciones. "Pasarlo bien". Encontrar un chollo. No pegar ni golpe. Vivir sin problemas, disfrutando (la palabra esfuerzo tiene un significado todavía desconocido, no sé cómo han podido definirla en la RAE). 

"Nadie es responsable de nada. Otro lo es siempre. Los problemas los crean los demás. Nosotros nada tenemos que ver.  Ni podemos hacer. Alguien debe hacer las cosas, alguien: nosotros esperar a que nos las traigan. Y si me ocurre algo desagradable, alguien deberá  reponder por ello".

Esta es la filosofía española, disuelta en nuestra cultura, en nuestro "carácter".

la luna, ella sola

Atardece, con una temperatura suave, con el olor que ha abierto por completo la lluvia de esta tarde. Todos los campos estaban reavivados, intensos. Y destaca más ella sola, la luna. Miras al cielo, y lenta y linda viaja entre la nubes, o eso nos hace creer. No hay nada más que comentar. Ni falta que hace.


20 abr. 2010

el Levante en el Estrecho ayuda

Hoy ha llegado buen viento para subir hacia Europa. El Levante ayudaba hoy a pasar a un grupo de cigüeñas blancas, que se arremolinaban, cogiendo dirección hacia los campos de Zahara, o más allá, en la Janda o en Doñana.  Mientras tanto, una cuadrilla de charranes pescaba sin descanso a media mañana frente a la duna de Bolonia. Abajo, una familia se arropaba junto a las grandes rocas del Anclón del viento. Y la marea bajaba verdeazulada.

No necesitan más palabras las imágenes. No entenderlo o sentirlo es perder mucho de esta vida. Abajo

16 abr. 2010

14 abr. 2010

la explosión, imparable

Y suben por las montañas,
siguen a los ríos,
se esconden entre los árboles
no son capaces de ocultarse,
prenden todo,
si fuesen humanas, ¿quiénes serían?



Y para más, más claro lo dice lole.




¡Así un día Andalucía sepa que la vida dejó un rincón sin borrar!

13 abr. 2010

rapidez

En la vida hay que ser rápido, y aún así, te puedes ver sin el producto de tu trabajo, porque siempre hay quien está dispuesto a "compartirlo". El eslizón pasará de la despensa de uno a la despensa de otro, en menos de dos minutos.

el mundo cambia: y nuestra visión con él

Está visto que está cambiando el mundo, y algunas muestras están aquí: para vuestro deleite, que no se diga que no merecía la pena verlo.

La Capilla Sixtina
Sidney
Globos en Bristol
New York
Suecia
lago Annecy (Francia)
Oia, Grecia
Everest
Canada, Alberta (Western Alberta) :Banff National Park, lago Moraine
Budapest
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email